Pasear por Foz do Arelho es algo que hago con frecuencia, y entre las muchas cosas que pueden llamar mi atención, hay una que lo hizo desde el primer momento, ¿que hace esta enorme roca perforada en el borde de la carretera?.

Foto: Oestanguapo

El «Penedo Furado”, o como se diría en español “Roca Perforada”, se encuentra junto al margen noreste de la Lagoa de Óbidos.

Considerado por los expertos como un monumento geológico único a nivel mundial, es un fiel testigo de una historia con millones de años.

Este monumento, transporta en sí información geológica sobre un periodo de tiempo anterior al terreno que lo rodea, pues fue bañado por el mar y terminó aislado por el retroceso de las aguas debido al enarenamiento.

Esta formación calcárea es consecuencia de la erosión de la roca de la que formaba parte. Debido a la acción del viento y de la lluvia todo el material arenoso y rocoso envolvente se fue desgastando.

Su forma tan curiosa, ya que dispone de una abertura en forma de arco y su localización, aislada en medio del paisaje, hizo que resaltara, tomando cada vez mayor importancia, convirtiéndola finalmente en un elemento turístico.

Foto: Oestanguapo

En cuanto a su conservación por parte de los organismos competentes, son diversas las opiniones que existen, lo que si puede decir, es que es mayo de 2015 este monumento se derrumbó parcialmente. 

Actualmente, y debido al contínuo desgaste del área en la que se encuentra, su acceso está prohibido por riesgo a su caída.

foto: Oestanguapo
Comparte y síguenos:
error

Deja una Respuesta