Entrar en el Parque Don Carlos I, y no desviar tu mirada a una obra arquitectónica tan imponente como son los Pabellones del Parque, es imposible.

Foto: Yuriko David

Situados en el centro histórico de Caldas da Rainha, en un hermoso jardín romántico, podemos encontrar un proyecto arquitectónico, hoy en día en ruinas, que nunca cumplió su función original.

Foto: Yuriko David

Fue diseñado a fines del siglo XIX por Rodrigo Maria Berquó, ingeniero y arquitecto portugués, para ser el nuevo hospital D. Carlos I.

Fotógrafo: Mário Novais (1899-1967).
Data de producción de la fotografia original: 1927.
Derechos de la imagen : BIBLIOTECA DE ARTE DA FUNDAÇÃO CALOUSTE GULBENKIAN

Berquó, quería hacer de Caldas da Rainha un verdadero spa europeo, su objetivo era crear un espacio de ocio para quienes asistieran al Hospital Termal, un espacio con la capacidad de realizar innumerables actividades.

A pesar de los muchos contratiempos y de la negación de la población de aquel entonces, el proyecto de crear uno de los primeros establecimientos termales y hospitalarios de Europa siguió adelante.

Foto: Yuriko David

La idea de Berquó era construir siete pabellones para salas, una galería de 55 metros de largo, baños y una torre para el observatorio meteorológico. Los edificios comenzaron a construirse de ladrillo y piedra, pero también de vigas de hierro y cerámica, detalles innovadores para aquella época.

Foto: Oestanguapo
Foto: Oestanguapo
Foto: Yuriko David

Cuando ya quedaba muy poco para su finalización, la construcción de los Pabellones se detuvo de repente, debido al fallecimiento, en marzo de 1896, de Rodrigo Berquó.

A pesar del estado avanzado de los edificios, los arquitectos encargados de terminar el trabajo decidieron no hacerlo, debido a la falta de dinero, ya que el presupuesto estipulado se había excedido y a la falta de tiempo.

Durante más de 100 años, estos edificios han cumplido diversas funciones, pero nunca, su función original. Han albergado un cuartel militar, una estación de policía, una escuela secundaria, la Oficina de Turismo, fue la primera sala de redacción de la «Gazeta das Caldas», e incluso llegó a ser una biblioteca.

En la actualidad, se encuentran totalmente deshabitados, unos edificios totalmente en ruinas, fiel reflejo del paso del tiempo.

Foto: Oestanguapo
Foto: Oestanguapo

A pesar de que en el año 2016 , el gobierno reveló que tiene la intención de rehabilitar los pabellones del parque, a traves del programa Revive, cuyo objetivo era rehabilitar edificios abandonados, actualmente parece que serán reconvertidos en un Hotel de 5 estrellas… ya el tiempo lo dirá…

Foto: Yuriko David

Deja una Respuesta